¿Vendes tu auto? Que no te roben

El uso de cheques sin fondos está sorprendiendo cada vez a más particulares que terminan defraudados al querer vender su vehículo usado.

Compártelo


auto - abogados de seguros - cobro de seguros

Aquí algunas recomendaciones de los expertos.

 

PARA EL VENDEDOR

 

Opciones para recibir el pago

 

SPEI

El Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) es lo más recomendable, ya que evita el manejo y traslado de efectivo y el dinero queda en firme al momento en que se hace la transacción. Así no hay sorpresas posteriores para el vendedor.

 

En esta opción, comprador y vendedor deben tener cuenta de depósito en algún banco. Quien adquiere el auto puede ordenar la transferencia en la ventanilla de su banco o en su sistema de Banca por Internet. En ambos casos requiere la CLABE (18 dígitos) de la cuenta destino.

 

Si se hace por Internet fuera de horario de oficina, en fin de semana y o día festivo, hay que tomar en cuenta que la transferencia quedará hecha hasta el siguiente día hábil.

 

Efectivo

Es la menos recomendable por el riesgo que implica trasladar dinero o de recibir billetes falsos.

 

Si es la única alternativa que te da el comprador cítalo en tu sucursal bancaria para que haga el depósito al momento. Endósale y entrégale la factura del auto hasta tener en tus manos el comprobante de depósito sellado.

 

Además recuerda que la Ley Antilavado prohíbe pagar o cobrar efectivo por 3 mil 210 salarios mínimos (216 mil pesos) o más en la compraventa de un vehículo.

 

Cheque

Nominativo. Es el más común, el que lleva el nombre de la persona física o moral a la que ha de pagarse (ya no hay cheques al portador por más de 5 mil pesos). Ojo. Si el documento es de un banco distinto al de la cuenta destino, el depósito será "salvo buen cobro", es decir, no quedará en firme hasta uno o dos días hábiles después. Lo recomendable es que el vendedor no entregue la unidad ni la factura hasta entonces. Si es del mismo banco y hay recursos suficientes debe quedar en firme al momento.

 

Certificado. En este caso el banco certifica mediante una firma que el librador tiene fondos suficientes. Se recomienda no entregar la unidad ni la factura hasta cerciorarse de que el cheque quedó depositado en firme, ya que es con cheques certificados falsos como más sorprenden a los particulares.

 

De caja. Lo expiden los bancos para que sea pagado a una persona en específico en sus propias sucursales o depositado en cuenta. Son considerados seguros porque no se emiten a menos que la institución haya recibido el importe y la comisión. Pero también los falsifican, por lo que hay que cerciorarse de que se cobró efectivamente.

 

PARA EL COMPRADOR

 

Comprueba la legal propiedad

 

¿Es robado?

Tú puedes verificar que el auto que te interesa comprar no cuente con reporte de robo.

 

Ve al sitio del Registro Público Vehicular (Repuve), en www.repuve.gob.mx. En el apartado "Conoce la Situación de tu Vehículo" ingresa la placa y podrás saber si hay reporte de robo en alguna de las procuradurías del País.

 

La factura

Una factura de un lote de seminuevos o incluso de una empresa de otro giro puede ser tan válida como la de una agencia o distribuidor de la marca. Lo importante, además de asegurarse de que coincidan los datos como los números de serie y de motor, es llamar al negocio para verificar que ellos expidieron el documento, y que no se trata de una falsificación. Fuente: am 

Compártelo



Escribir comentario

Comentarios: 0