Seguros, más vale prevenir que lamentar.

La Condusef aconseja contratar un seguro de vida en caso de tener dependientes económicos

Compártelo


seguros - cobro de seguros - bufete de abogados

Los seguros implican a quien los contrata un gasto pequeño y programable que puede evitar desembolsos mayores en caso de algún contratiempo.


De acuerdo con la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los seguros son contratos por los cuales una aseguradora se compromete a compensar económicamente a los beneficiarios cuando ocurra un evento inesperado. En su Cuadernillo Educativo, “Seguros”, publicado en su página de Internet, la dependencia explica que estas herramientas previenen los riesgos y brindan tranquilidad, pues siempre resulta más barato estar asegurado que enfrentar una contingencia sin estar prevenido económicamente.


Señala que los riesgos son la probabilidad de sufrir un evento que dañe a los beneficiarios, a sus familias o sus bienes, tales como accidentes automovilísticos, enfermedades, sismos, inundaciones o incendios, e incluso la muerte. La Condusef refiere datos obtenidos en la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que indican que en México sólo 20 por ciento de la población cuenta con un seguro. Del total de personas aseguradas, 79 por ciento tiene un seguro de vida, 3.9 cuenta con uno para auto, 30.2 de gastos médicos, 13.2 contra accidentes, 9.9 para casa, 3.4 de plan de retiro y 2.8 por ciento contrató seguros de educación.


Al adquirir un seguro es común encontrarse con conceptos desconocidos por los contratantes o beneficiarios, que la Condusef explica en su Cuadernillo Educativo, como la prima, que la define como la cantidad de dinero que se paga por estar protegido. La póliza es el documento en el que quedan plasmados los derechos y obligaciones adquiridos entre el beneficiario y la aseguradora, y la suma asegurada es el monto máximo que pagaría la compañía de seguros en caso de que ocurra un siniestro sobre el bien o sujeto asegurado. El deducible, es definido como la cantidad adicional que se debe pagar a la aseguradora cada vez que ocurra un siniestro para ser indemnizado.


Es necesario saber que las exclusiones son los riesgos específicos que la aseguradora no cubre, y en contraparte, la cobertura comprende los riesgos específicos frente a los cuales el seguro protege. El coaseguro es la parte de los gastos con los que se participa en el siniestro, una vez descontado el deducible. De esta forma, el Cuadernillo Educativo aconseja contratar un seguro de vida en caso de tener dependientes económicos, para estar protegidos en caso de que el contratante fallezca o quede incapacitado. Además sugiere que antes de elegir a los beneficiarios, se considere que éstos sean mayores de edad y se especifique el porcentaje de la suma asegurada que les corresponde.


La Condusef recomienda que el plazo por el cual sea contratado el seguro, sea igual a los años que hagan falta para que el menor de los hijos de la familia tenga 25 años, pues se considera que a esa edad pueden ser ya independientes.

Compártelo


Escribir comentario

Comentarios: 0