Evalúa bien antes de decidirte por un seguro

Con varias opciones en el mercado, para elegir a la aseguradora adecuada, se recomiendan algunos puntos claves a evaluar antes de la contratación de un seguro para automóvil.

Compártelo


abogados de seguros - cobro de seguros

Uno de los elementos importantes a considerar es el monto que paga la aseguradora por el vehículo en caso de pérdida total; en su mayoría las aseguradoras pagan el valor comercial del auto, basados en el precio que se publica en el libro azul.


Otro de los puntos a considerar es acerca de los deducibles que se pagaran de acuerdo al percance, ya que varían dependiendo la cobertura y el paquete contratados. Estos deducibles varían porcentualmente en daños materiales y en robo total. También algunas aseguradoras ofrecen un auto de relevo en caso de accidente o robo, pero sólo en algunas coberturas, por lo que es importante saber si se cuenta con dicho servicio y en caso de tenerlo, solicitarlo.


Respecto a los seguros básicos o de responsabilidad civil para daños a terceros, cabe señalar que en esta modalidad se encuentran amparados los usuarios por medio de la contratación del seguro, por lo que no es necesario pagar ninguna prima por este concepto. Otro elemento a considerar consta de los gastos médicos a ocupantes; el punto clave a evaluar consiste en el monto de la cifra que otorga el seguro.


También es importante evaluar si se requiere de un seguro por los daños ocasionados por las inclemencias del tiempo; algunas pólizas lo engloban dentro del rubro de daños materiales. Sin embargo, es importante corroborar que se cuente con esta cobertura y que el daño material no sea específico únicamente en accidente vial. La asistencia vial es otro elemento que ofrecen las aseguradoras, algunas cuentan con servicio de grúa o mecánico sin costo; pero esto depende de el tipo de cobertura y algunas tienen cierta cantidad de eventos por año. Coberturas como asistencia en el camino, reinstalación de suma asegurada u otras pueden ser aprovechadas por los usuarios, pero es importante verificar la póliza para saber si se tienen contratadas.


Ventajas de contar con un seguro de automóvil


- Se protege el costo del automóvil.

- Los gastos médicos son pagados en caso de un siniestro.

- El asegurado cuenta con protección si un tercero le exigiere indemnización por daños y perjuicios a consecuencia de un acontecimiento.

- Los ajustadores tienen la capacitación adecuada para definir gastos de reparación, lo que otorga una garantía de que el vehículo sea reparable física y mecánicamente.

- Las aseguradoras cuentan con talleres autorizados para reparar vehículos.

- En caso de robo, se cuenta con un respaldo económico por la pérdida.

- Los deducibles son porcentualmente menores que pagar el costo total de un accidente o robo.

- Según el tipo de póliza, el vehículo puede ser cubierto por percances naturales

- Asistencia vial y auto de reemplazo en algunos paquetes.


Las desventajas de no tener uno...


- Desembolso de manutenciones y gastos en caso de ocasionar un accidente.

- Realizar negociaciones para estimar el costo de dichos accidentes.

- No se tiene una certeza si el vehículo es reparable.

- No se cuenta con respaldo jurídico en caso de sufrir un percance.

- En algunas entidades se incurre en infracciones de tránsito, ya que se exige su obligatoriedad.  


¿Qué significa eso?


En el mundo de los seguros son comunes algunos términos que es mejor conocerlos a tiempo. A continuación le presentamos algunos de los conceptos más comunes a la hora de hablar de seguros automotrices.


Antigüedad - Tiempo que lleva contratada una póliza en la compañía de seguros.

Asegurado - Persona titular del bien o interés objeto del seguro, a quien corresponden en su caso los derechos derivados de la póliza.

Asegurador - Entidad aseguradora que mediante el cobro de la prima, asume la cobertura de los riesgos suscritos de acuerdo con las condiciones de la póliza.

Beneficiario - Es la persona titular del derecho a la indemnización.

Coaseguro - Porcentaje establecido como participación del asegurado en los gastos ocasionados por cada evento en exceso del deducible. Generalmente está topado a una cantidad fija.

Cobertura - Obligación principal del asegurador de un contrato de seguro hasta el límite de la suma asegurada. Daños a terceros - El producido por una persona a otra, tanto de carácter corporal como material.

Daño corporal - Las lesiones, incapacidades o fallecimiento de las personas.

Daño material - La pérdida o deterioro de las cosas o animales.

Deducible - Cantidad o porcentaje establecido en una póliza cuyo importe ha de superarse para que se pague una reclamación.

Enfermedad - toda alteración de la salud que sufra el asegurado y amerite tratamiento médico y/o quirúrgico indicado por un médico titulado y con cédula profesional vigente.

Enfermedad preexistente - Aquella que tenía el asegurado antes de contratar un seguro de vida o salud.

Evento - Toda afectación que sufre el asegurado a consecuencia de un padecimiento, así como a todas las lesiones, complicaciones, enfermedades, recaídas, secuelas o afecciones, derivadas del acontecimiento inicial. Extraprima - cantidad adicional que el contratante se obliga a pagar a la aseguradora por un riesgo agravado. Padecimiento congénito - Alteración del estado de la salud fisiológico y/o morfológico de un órgano o sistema que tuvo origen durante el período de gestación, o al nacimiento, independientemente de que ésta sea evidente al momento del nacimiento o se manifieste con posterioridad.

Póliza - Es el conjunto formado por las condiciones generales que identifican el riesgo, las cláusulas limitativas y las modificaciones que se añaden durante la vigencia de la misma póliza.

Prima - Es el precio del seguro, incluidos los recargos, tasas e impuestos.

Propietario - Es la persona que ostenta el derecho de propiedad de la cosa asegurada.

Reclamación - Es el trámite que efectúa el asegurado ante la aseguradora para obtener los beneficios de la póliza en consecuencia de un padecimiento.

Renovación - Emisión consecutiva de la póliza por un periodo establecido de tiempo con el objeto de mantenerla en vigor.

Responsabilidad civil subsidiaria - La que corresponde a la aseguradora con respecto a los actos u omisiones de su asegurado.

Siniestro - Todo hecho cuyas consecuencias estén cubiertas por alguna de las garantías objeto del seguro. Se considera un siniestro al conjunto de daños derivados de un mismo evento.

Suma asegurada - Obligación máxima de la aseguradora por cada padecimiento amparado por la póliza con base en las coberturas contratadas.

Tercero - Personas distintas a aquellas cuya responsabilidad resulta garantizada en una póliza de seguro.

Compártelo


Escribir comentario

Comentarios: 0