Seguros contra incendio y robo, coberturas esenciales

La mejor forma de transferir los riesgos a los cuales las casas están expuestas en México es a través de un seguro, comenta el director de Ventas y Distribución para Retail de Zurich, Ángel Dacal.

Compártelo


abogados de seguros - cobro de seguros - abogados en seguros - despacho de abogados

Los seguros contra fenómenos naturales, robos y responsabilidad civil son esenciales para el hogar; sin embargo, menos de 3% de los mexicanos cubre sus casas, informó la empresa Zurich.


La mejor forma de transferir los riesgos a los cuales las casas están expuestas en México es a través de un seguro, comenta el director de Ventas y Distribución para Retail de Zurich, Ángel Dacal. “Este tipo de productos resulta una inversión en términos de protección del patrimonio, sobre todo en el momento en el que suceden los siniestros”, expuso a través de un comunicado.


El directivo refirió que las tres coberturas más importantes para casa-habitación son la protección ante incendio y fenómenos naturales, así como por robo y responsabilidad civil.


Explicó que los seguros contra incendio y fenómenos naturales protegen los inmuebles desde inundaciones y terremotos hasta huracanes, buscando que cuando suceda el siniestro se pueda reponer la suma asegurada contratada. En cuanto a la protección ante robo, el seguro puede restituir económicamente los artículos que se encuentren dentro del hogar, como los muebles, aparatos electrónicos, dinero, joyas, ropa, y en general todo el mobiliario de casa-habitación.


Por último, indicó, el seguro de responsabilidad civil cubre todos los daños que los propietarios y/o arrendatarios de un inmueble puedan ocasionar a terceros y otros hogares, debido a accidentes o distintos tipos de siniestros. Otros riesgos que se deben considerar al asegurar una casa habitación son rotura de cristales, daños a equipos electrónicos, rembolso de gastos médicos al personal doméstico, gastos funerarios, muerte accidental del titular, seguro para mascotas, entre otros, puntualizó. Fuente: El Economista.

Compártelo


Escribir comentario

Comentarios: 0