· 

Cuidado con los préstamos fáciles y rápidos

Muchas gestoras de crédito sólo buscan engañar y beneficiarse económicamente de las personas que acuden a ellas, señala la Condusef

Compártelo


abogados de seguros - cobro de seguros - despacho de abogados - bufete de abogados

Un problema económico puede generar que te enganches fácilmente de opciones que parecen que por arte de magia o milagrosamente te ayudarán a resolverlo.


Hoy por hoy es fácil encontrar anuncios en revistas, periódicos, volantes y en Internet, de empresas que te ofrecen préstamos, y precisamente van dirigidos a personas con una urgencia financiera, porque sus palabras clave son “fáciles y rápidos”.


La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explica que ofrecen no revisar el buró de crédito, comprobar ingresos, además de planes preferentes, intereses bajos y pagos fijos.


El primer error que cometerías al tomar un préstamo bajo este tipo de condiciones es que no revisen tu historia como pagador ¿por qué? Es sencillo el otorgante del préstamo no sólo verifica tu historia como pagador, también checa si tu capacidad de pago da para pagar un compromiso más, ello implica que no te sobreendeudes ¿te das cuenta de la importancia? ¿Cuándo es un engaño?


La Condusef establece que este tipo de empresas se manejan con adelantos, cuando el usuario acude a solicitar un préstamo, le piden hacer un pago por concepto de comisión de apertura, el cual puede ascender aproximadamente a seis por ciento del monto solicitado, así una vez que el usuario realiza el depósito, la empresa alega que se encuentra en proceso de autorización sin llegar a entregar el crédito que solicitó la persona.


La Condusef recomienda:


Debes cerciorarte de la identidad y registro de la empresa ante Condusef, siempre será más seguro acudir directamente con instituciones debidamente autorizadas.


No te dejes engañar por la aparente rapidez para el otorgamiento del crédito.


No entregues documentos personales o datos de tus tarjetas de crédito o débito si te son requeridos.


Si optas por este tipo de servicios, es recomendable que en ningún caso pagues comisiones por gastos de gestoría, o de otro tipo antes de recibir el dinero del crédito.


Recuerda que también es deseable que hagas una comparación entre diferentes instituciones, considera la tasa de interés que te cobrarán, el Costo Anual Total (CAT).


Pregunta si existe algún otro tipo de comisión por la que debes pagar, además de las que te mencionen. Considera pagar el préstamo lo antes que te sea posible.

Compártelo