Desde sismo de 1985, seguros para viviendas subió a sólo 5%

En 30 años, el aseguramiento de viviendas contra catástrofes naturales sólo ha crecido de 3 a 5 por ciento, de acuerdo con AXA, que señaló que de los 2.5 millones de casas habitación que hay en el DF, sólo 150 mil cuentan con una póliza de este tipo

Compártelo


abogados de seguros - cobro de seguros - despacho de abogados - bufete de abogados

En 30 años la contratación de seguros contra catástrofes naturales para casa habitación reporta un leve crecimiento y a pesar de las afectaciones económicas a las que el país se encuentra expuesto por desastres derivados de terremotos, huracanes e inundaciones, el aseguramiento de viviendas desde 1985 a la fecha pasó de 3 por ciento a 5 por ciento, según información de AXA.


De acuerdo con información de la aseguradora, actualmente 3 de cada 100 viviendas en el país están protegidas con un seguro contra sismos, de éstas el 25 por ciento corresponde a una póliza que ampara únicamente la deuda hipotecaria que se tiene al momento de adquirir dicho inmueble. ¨En 1985 existían un millón 750 mil casas en el Distrito Federal, y de acuerdo a estadísticas de la aseguradora, el 4 por ciento de estas viviendas registraron algún daño.


En la actualidad, esa cifra se ha incrementado, pues tan sólo en la Ciudad de México ya existen 2.5 millones de casas habitación y únicamente 150 mil cuentan con un seguro¨, detalló. Datos de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas arrojaron que el crecimiento en la penetración de seguros con respecto al Producto Interno Bruto del país, pasó de 0.92 por ciento a 2.1 por ciento en la actualidad.


Arturo González Briseño, responsable de suscripción de daños de AXA Seguros destacó que se estima que las pérdidas materiales por el sismo de 1985 alcanzaron los 5 mil millones de dólares. Añadió que hoy en día 25 por ciento de las personas que cuentan con un seguro lo han adquirido de manera obligada por alguna institución financiera al momento de contratar un crédito hipotecario, y este seguro sólo ampara la falta de pago que pueda tener el contratante, y no el bien inmueble o las pertenencias que se encuentran dentro.


Por lo anterior recomendó revisar lo que ampara el seguro que se tiene al momento de adquirir una casa. Un seguro de daños incluye las afectaciones en la estructura que puedan sufrir los edificios, las instalaciones que forman parte del inmueble, los cimientos, muros, patios, escaleras, e incluso los daños que puedan ocasionarse a terceras personas. Fuente: El Financiero

Compártelo


Escribir comentario

Comentarios: 0