10 consejos para el buen uso de tu tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero que sirve como medio de pago y para obtener crédito. El banco, como emisor de la tarjeta, concede a un cliente, una línea de crédito hasta por un importe determinado conocido como límite de crédito, sin embargo, desconocer su funcionamiento puede generarte una deuda impagable.

Compártelo


abogados de seguros - abogados en seguros - abogados especialistas en seguros - bufete de abogados - despacho de abogados

Tanto para las personas que ya cuentan con una tarjeta de crédito, como para aquellas que aún no la tienen pero están interesadas; a continuación te compartimos 10 consejos a considerar para un buen manejo de tu tarjeta de crédito:

 

1. Elige la que se adapta mejor a tus necesidades.

Aunque, de manera general, todas funcionan igual, no debes elegir la que sea. Es importante escoger una que se adapte a tus necesidades y estilo de vida. En el mercado existe una amplia variedad y algunas están dirigidas a sectores determinados de la población. Por ejemplo, hay tarjetas destinadas a viajeros con las que puedes ganar millas por cada compra realizada, también hay otras que te brindan descuentos en compras en tiendas determinadas u otras que están diseñadas para universitarios.

 

2. Conoce bien cuánto te cuesta.

Usa la tarjeta de crédito que tiene la menor tasa de interés. Es muy importante a tener en cuenta es la tasa de interés, entre mayor sea, quiere decir que el costo que pagarás en caso de no cubrir el pago será mayor. También hay que considerar si te cobran anualidad y las comisiones por otras cosas, como retiros en cajero. Ponle especial atención al CAT, es decir el Costo Anual Total que refleja el costo de todo lo anterior.

 

3. Evita retirar dinero del cajero.

Si tienes una tarjeta de crédito puedes disponer de efectivo en un cajero, sin embargo, no es recomendable  porque los bancos te cobran altas comisiones por utilizar este servicio. Por ello, hacer esto debería quedar reservado sólo para un caso de emergencia.

 

4. No veas a la tarjeta como una extensión de tus gastos.

Muchas personas aún creen que contar con una línea de crédito de 10,000 pesos significa que tienes dicho monto para gastar, como si fuera dinero 'extra'. Pero es la manera más equivocada de utilizar tu tarjeta de crédito. Recuerda que cada peso que gastes con tu tarjeta de crédito, es prestado, eso implica que debes pagarlo después.

 

5. Revisa y guarda siempre los estados de cuenta.

Debes recibir uno de manera mensual y en éste vienen desglosados los abonos y gastos que has realizado con tu tarjeta. Es una constancia del uso que le has dado, además de que contiene información importante como tu fecha de corte y fecha de pago. Si la usas con regularidad, es difícil que tengas presente el total de tus gastos, pero con el estado de cuenta sabrás exactamente lo que gastaste, cuándo debes pagarlo y cuánto de tu línea de crédito tienes disponible.

 

6. Paga siempre a tiempo.

La clave para no pagar intereses moratorios es tener siempre presente tu fecha de corte y tu fecha de pago. La primera se refiere al periodo que se te cobrará, es cuando el banco hacer un 'corte de caja' de tus consumos y la fecha de pago es el día límite que tienes para pagar esos consumos. Mientras más te tardes en pagar, los intereses moratorios se incrementarán.

 

7. Compra un día después de tu fecha de corte.

Los periodos que comprenden las tarjetas de crédito son de alrededor de 30 días. Así, si el inicio del periodo es el 20 de agosto, quiere decir que el 19 de septiembre será tu fecha de corte. Y las fechas de pago son alrededor de 20 días naturales después. En este caso sería por el 8 de octubre. Esto quiere decir que si compras el 20 de agosto (al inicio del periodo o lo que es lo mismo: el siguiente día de tu fecha de corte) tendrás casi 50 días para pagar.

 

8. Paga más del mínimo.

El pago mínimo es una opción que se brinda a los usuarios para ir abonando a la deuda adquirida con la tarjeta de crédito, pero lo ideal es pagar la totalidad de la deuda, para así no generar intereses, recuerda que el dinero de tu tarjeta de crédito no es un ingreso adicional y que el costo de este dinero prestado genera intereses.

 

9. No confundas los meses sin intereses con los pagos fijos.

Una de las grandes facilidades de las tarjetas de crédito es poder adquirir bienes a meses sin intereses, esto quiere decir que el costo total de tu compra se difiere en 3, 6, 9, 12 o más meses. Sin embargo, también existe la opción de pagar a pagos fijos, una modalidad similar pero que no conviene tanto puesto que el total de la compra se difiere en meses pero se agrega un interés, lo que hará que al final pagues más.

 

10. Compra bienes durables y verdaderamente necesarios.

Endeudarse por una blusa a 12 meses sin intereses puede parecer atractivo ya que pagarás poco cada mes, sin embargo, no tiene sentido pagar durante un año algo que seguramente dejarás de usar en poco tiempo. Planea bien tus compras y si vas a endeudarte que sea por bienes que duren más que el tiempo que pasarás pagándolos, como un refrigerador, una sala, o una pantalla plana.

 

Estos consejos son esenciales para el buen manejo de tu tarjeta de crédito y para  que tu tarjeta no se convierta en una pesadilla de endeudamiento.

Compártelo


Escribir comentario

Comentarios: 0