Exhibirán a malos ajustadores de seguros

A partir de febrero de 2017, estará disponible para los usuarios de seguros un sitio web de la Condusef, donde las personas podrán quejarse directamente de promotores y ajustadores.

Compártelo


abogados de seguros - cobro de seguros - abogados en seguros - despacho de abogados - bufete de abogados

Hasta ahora, es posible quejarse de un promotor o ajustador en Condusef, pero esa reclamación se consigna a la aseguradora y no directamente al personal responsable de vender seguros y de acudir a los siniestros para habilitar el seguro.

 

Di costanzo explicó que la intención de este sitio es inducir un mejor comportamiento por parte del personal de las compañías.

 

Aunque el organismo no contabiliza las quejas contra este tipo de personal, Luis Fabre, vicepresidente técnico, señaló que existen casos en los que los ajustadores piden a las víctimas de accidentes automotrices pagar deducibles y coaseguros que en realidad le corresponde pagar a quien ocasionó el siniestro.

 

“Con el sitio, podremos conocer el nombre de ese ajustador, hacer señalamientos a la aseguradora, o buscar que le impongan una sanción a ese ajustador por laborar de manera poco profesional”, comentó Fabre.

 

“Lo mismo por el lado de los promotores. Ellos tienen la obligación de aclarar todas las dudas a los usuarios y si reciben dinero de un cliente que le paga el seguro, deben hacer el pago inmediato a la aseguradora”, mencionó Fabre.

 

Agregó que la Condusef ha recibido quejas de personas aseguradas que se quejan de que por imprudencia, los promotores no entregan ese dinero a las compañías.

 

En Defensa Segura, despacho de abogados especialistas en seguros, sabemos que existen varias aseguradoras que pagan un bono a sus ajustadores por rechazar un siniestro, lo que fomenta que éstos inventen excusas para rechazar el siniestro y así no pagarle a su cliente.

Compártelo


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Zantos (martes, 06 diciembre 2016 09:53)

    Asta donde Yo se las pólizas son para pagarse en caso de siniestro,que aseguradoras dan bonos por rechazar.