5 consejos para decir adiós a la cuesta de enero

Tras las fiestas navideñas, que normalmente suponen un desembolso extra, toca afrontar la temida cuesta de enero: llegan las subidas de precio y tarifas, el gasolinazo, aumento del precio del transporte público, etc. 

Compártelo


abogados de seguros - abogados en seguros - abogados especialistas en seguros - bufete de abogados - despacho de abogados

Tras las fiestas navideñas, que normalmente suponen un desembolso extra, toca afrontar la temida cuesta de enero: llegan las subidas de precio, gasolinazos y tarifas, con lo que incrementa el coste del carrito de la compra, el total de las facturas, el precio del transporte público, etc.

 

Para hacer frente a la pérdida de poder adquisitivo que puede suponer un trastorno para la economía familiar, Defensa Segura despacho de abogados especialistas en seguros, te ofrece una serie de consejos para que tu economía familiar no se resienta:

 

1. Evita las compras compulsivas

El primer consejo es evitar las compras compulsivas. Para ello, te aconsejamos elaborar un presupuesto familiar en función de las necesidades reales que tengas. De esta forma puedes tomar conciencia de cuáles son tus gastos, si éstos superan los ingresos o no y, por lo tanto, cuál es tu capacidad de compra y ahorro.

 

2. Compara precios

Para establecer el presupuesto familiar es necesario comparar precios. Y una vez establecido nuestro presupuesto, es aconsejable dejar un pequeño margen para algún imprevisto y así, tener el control de todos los gastos. Internet es una excelente herramienta para comparar precios y escoger la mejor opción de compra.

 

3. ¿Cómo pagar estas compras?

Lo ideal es que siempre tengamos un dinero disponible, ya que recomendable pagar en efectivo en vez de usar la tarjeta de crédito, aunque también puede ser conveniente una tarjeta de crédito y financiar las compras en casos de urgencia. 

 

4. Garantía del descuento

Por el lado de las compras, es muy importante procurar que se cumplan todas las garantías y todo lo que exige la ley. Hay que revisar si la oferta es real o no, para ello es necesario que esté el precio anterior o el precio actual y el porcentaje de la rebaja. Hay algunas prácticas en las que se inflan los precios antes de las rebajas para hacer pensar que el descuento es superior. A través de internet puedes rastrear los descuentos.

 

5. Involucra a toda la familia

La economía familiar es cosa de todos sus miembros. Si se comparte también con los más pequeños, fomentarás en ellos una educación financiera responsable. Una buena forma es marcarse un objetivo de futuro que ayude a mantener la motivación de todos y poder, así, seguir los consejos anteriores.

Compártelo


Escribir comentario

Comentarios: 0